Blog World Café La gran oportunidad,…

Noticias

La gran oportunidad, mejor Kairós, es asumir en serio la “sinodalidad”

El Diaconado permanente en Venezuela

Comienzos

La restauración del Diaconado permanente (DP), como grado estable del orden jerárquico de la Iglesia en Venezuela, fue aprobada por la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) en su asamblea del 29 de agosto de 1970. Los argumentos que sustentaron la decisión de la CEV para la restauración del diaconado en el país fueron las siguientes:

Primera Ordenación de Diáconos Permanentes de la Arquidiócesis de Caracas, 29 de diciembre de 1974 Primera Ordenación de Diáconos Permanentes de la Arquidiócesis de Caracas, 29 de diciembre de 1974 * “La restauración se presenta, pues, como un acto de fidelidad de la Iglesia a su estructura jerárquica original”.

  • “Numerosas comunidades rurales y densos sectores urbanos carecen de una efectiva presencia pastoral; de otro lado, los cambios operados en el mundo y en la Iglesia inducen la conveniencia de un tal ministerio que, por su pluriformidad y su aptitud para una más plena inserción en la vida de las comunidades, puede agilizar y hacer más eficaz la atención pastoral”.
  • La argumentación dada entonces conserva plena actualidad; más aún, se ve reforzada en la presente situación histórico-cultural y eclesial.

Los primeros diáconos permanentes fueron ordenados el 29 de diciembre de 1974, en la Catedral Metropolitana de Caracas. En la actualidad Venezuela tiene aproximadamente 400 diáconos permanentes. No todas las diócesis cuentan con diáconos. Recientemente, en la Arquidiócesis de Caracas se ha designado una Vicaría Episcopal para el Diaconado Permanente.

Retos

Los retos que presenta hoy el DP en Venezuela son:

  • “El diaconado permanente, ha dado sus frutos a la Iglesia en Venezuela; sin embargo, es poco conocido y no se ha promocionado suficientemente en el seno de algunas diócesis, donde los diáconos permanentes en la actualidad prestan los más variados y valiosos servicios.” (Concilio Plenario de Venezuela, OBISPOS, PRESBÍTEROS Y DIÁCONOS AL SERVICIO DE UNA IGLESIA COMUNIÓN Documento Conciliar N° 9, CEV, 2006)
  • La indefinición de campos pastorales, que algunas iglesias particulares confían a los diáconos permanentes, ha sido causa de que no se haya logrado una buena preparación ni promoción. Muchas veces se le han asignado funciones más como administrador de sacramentos que como animador de la comunidad y servidor de la caridad.” (Ídem)

Oportunidades

Diáconos permanentes de la Arquidiócesis de Caracas, 16 de noviembre de 2013 Diáconos permanentes de la Arquidiócesis de Caracas, 16 de noviembre de 2013 “La gran oportunidad, mejor Kairós, que nos ofrece la iglesia hoy, para abrirnos a la conversión pastoral personal e institucional, es asumir en serio la “sinodalidad”, el aprender a caminar juntos, cosa que parece lograda, y ciertamente no lo es. Pero, si somos capaces de roturar este nuevo surco, iremos por el camino correcto.” ( S.E.R. Card. Baltazar E. Porras Cardozo, Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Caracas, en reunión con los diáconos permanentes de la Arquidiócesis de Caracas, 9 de marzo de 2020)

Objetivos

Los signos de los tiempos demandan una renovación. Se requiere una profunda revisión de la acción pastoral de los diáconos, consolidando su servicio, para evitar que éste se desfase en virtud de la complejidad de la situación actual y de la realidad eclesial.

Es perentorio encontrar nuevos caminos para la transmisión de la fe en el contexto cultural actual, habida cuenta de los desafíos de la nueva evangelización, a fin de dinamizar los procesos de conversión a Jesucristo tanto de nosotros mismos como de nuestras comunidades.

Diácono Germán C. Machado E.
Arquidiócesis de Caracas
Caracas, 20 de mayo de 2020


Atrás …